Informe exclusivo CEM: el inédito dato que surgió sobre las exportaciones de Mendoza en la última década
Publicidad

12° Mendoza

Miércoles, junio 19, 2024

12° Mendoza

Miércoles, junio 19, 2024

PUBLICIDAD

Informe exclusivo CEM: el inédito dato que surgió sobre las exportaciones de Mendoza en la última década

Las exportaciones de bienes de Mendoza alcanzaron los USD 1.601 millones en 2022, casi un 1% menos que en 2021. Este monto es 11,4% inferior al de 2012 en términos nominales, pero 31% menor, si lo consideramos en términos reales. Los datos del primer semestre de 2023 son magros, con caídas de las exportaciones argentinas y mendocinas del orden del 24% y 22%
respectivamente. Las exportaciones, uno de los motores para traccionar el crecimiento de la economía local, están aletargadas.
Redacción
17/10/2023 10:00

Mendoza ocupa el octavo lugar en el ranking de provincias exportadoras, liderado por Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Nuestra provincia vendió al mundo USD 789 por habitante en 2022, situándose en el puesto 15 del ranking en cuyo podio están Santa Cruz, con USD 5.841/hab., Santa Fe y Chubut, ambas por arriba de USD 4.200/hab. Así, nuestras exportaciones per cápita de 2022, fueron un 21% menores a las de 10 años atrás, y menos de la mitad del promedio nacional, (USD 1.913/hab.). Si Mendoza estuviese en ese promedio, hubiera vendido al mundo USD 3.900 millones en 2022, generando un impulso importante a la actividad económica.

Las exportaciones mendocinas representaron el 1,8% de las ventas argentinas al exterior en 2022; valor que está por debajo del promedio de la década (2,2%). La estructura de exportaciones se mantuvo relativamente estable entre 2012 y 2022: los Productos Primarios y el rubro Combustibles y Energía registran una participación del 11% y el 5% respectivamente; las Manufacturas se mantuvieron por encima del 80%.

Nuestras exportaciones se concentran en pocos productos y en pocos países-destino, aunque el grado de diversificación aumentó levemente el último año. Nuestro principal producto de exportación de 2022 fue, como es tradicional, el vino fraccionado, con USD 688 MM en ventas (43% del total), seguido por el polipropileno y el ajo. El 64% de las exportaciones mendocinas se origina en sólo 5 productos y el 50% se concentra en 3 productos de la industria vitivinícola. En la última década la contracción en volumen exportado fue del 12,8%, desde 1.242 hasta 1.084 miles de toneladas, mientras que el precio promedio por kilo exportado aumentó 1,6%.

Con más de una década de estancamiento económico, el desafío es crecer. Para ello, es necesario que las exportaciones y la inversión privada se constituyan en vigorosos motores. La clave y el impulso para lograrlo está en generar condiciones que promuevan la productividad y la competitividad de la economía. Es importante que se resuelvan las distorsiones de toda índole que hoy afectan a las empresas que compran y venden al mundo. Es improbable, si no imposible, que el desempeño exportador mejore si se mantienen las restricciones, los impuestos, la creciente burocracia y las reglas cambiantes que afectan al comercio exterior. Sumado a ello, la escasez de acuerdos de libre comercio, el atraso cambiario, los múltiples tipos de cambio, la dificultad para acceder a divisas y a insumos importados críticos para la producción, por mencionar algunos.

Mendoza debe exportar más. Los datos muestran que la vitivinicultura ha dejado de ser el potente “motor exportador” de antaño. Pero también dejaron de serlo los hidrocarburos, y el sector metalmecánico. El desafío es desarrollar más el turismo receptivo, la logística y los servicios basados en conocimiento (SBC) – estimamos exportaciones por USD 192 millones en 2022-, y la minería responsable allí donde pueda desarrollarse, todas actividades generadoras de empleo y de valor agregado.

De la mano de Vaca Muerta, el litio y el campo, se prevé que Argentina aumente significativamente sus exportaciones en la próxima década. ¿Cómo hará Mendoza, en ese escenario, para mantener su participación en las exportaciones totales, sin nuevos sectores que traccionen su desempeño exportador? Un camino para lograrlo es atrayendo empresas (empresas anclas) que inviertan y que impulsen el crecimiento de actuales y de nuevos clústeres productivos de Mendoza, apalancando el crecimiento de las Pymes locales.