Connect with us

Economía

Marcos Jofré, CEO de Trivento: “El dólar se depreció un 30% de un año para el otro, es muy difícil hacer negocios así”


La marca que tiene como principal mercado a Inglaterra pierde rentabilidad mes a mes. Cuáles son los planes para 2023 y cómo se posiciona en el mercado local.

El CEO de Trivento, Marcos Jofré detalló el “combo explosivo” que viven en la industria del vino: los altos costos, la inflación a nivel mundial, el cepo a las importaciones y los impuestos. En 2022 las ventas a nivel internacional tuvieron una caída del 18% en volumen.

En una entrevista en El Cronista explicó el desafío de la empresa para conservar los mercados y lograr mantener los números del año pasado.

En 2019, Marcos Jofré asumía su mayor desafío profesional sin saber que una pandemia lo haría más difícil. Llegó al directorio de la marca Trivento, del grupo chileno Concha y Toro, como CEO de la compañía. Y a pesar de la irrupción del Covid, logró que la marca se convirtiera en la etiqueta de vino argentino más vendida en el mundo por tres años consecutivos.

-¿Cómo llegó a ser Ceo en Trivento?

-Empecé en 2011 en el área de sustentabilidad de la compañía. Era la estrategia comercial más importante. Manejar la estrategia de sustentabilidad me fue mostrando dentro del directorio. Después estuve a cargo del área de operaciones en un momento en donde hubo muchas transformaciones tecnológicas para la empresa y así fui llegando a lugares claves.

-¿Cuándo asumió el cargo de Ceo?

-Asumí en 2019, justo antes de la pandemia

-¿Cómo fue ejercer un cargo de liderazgo en momentos de pandemia?

-El gran desafío era la pata comercial, los desafíos que plantó la pandemia fueron más operativos porque hubo muchos problemas de logística y de los equipos de trabajo. Tener experiencia en operaciones fue muy importante para organizar la producción, para sacar los despachos adelante, poder trabajar en medio de la pandemia.

-¿Cómo fueron los resultados en pandemia?

-Subió un 59% el volumen de ventas -en 2020- porque la gente estaba encerrada en sus hogares. Esto se traduce en un 54% más de ventas netas en el mercado externo. La gente estaba encerrada y nosotros estábamos muy bien posicionados en Inglaterra. De hecho terminamos siendo la marca de vino más vendida en el exterior. Estábamos creciendo al mismo ritmo que Heineken y Corona. Terminamos 2021 siendo la marca de vino más vendida en Inglaterra y todo esto pasó en pandemia.

-¿Cómo se llega a ser la marca de vino argentina más vendida en el exterior?

-Hicimos mucha inversión en publicidad, fueron decisiones buenas. No bajamos la publicidad en pandemia, en los mercados que estábamos bien posicionados sino que la subimos. Y brindamos el soporte, con una gran inversión, para poder llegar con el vino al resto del mundo. Funcionó muy bien.

-¿Cómo hicieron con el transporte? En pandemia los valores de los conteiners se encarecieron notablemente

-El principal problema era la escasez. No salían contenedores de China y eso hizo que subieran los precios. Hicimos acuerdos con las navieras para generar más espacios a un precio que al principio parecía caro pero que después resultó barato. Para tener una referencia, cuando se paga un contenedor tiene gastos de todo tipo (portuario, logístico y una parte de la naviera que antes de la pandemia salía u$s 800). Hicimos un contrato por u$s 2000 pero después ese valor llegó a u$s 6000.

Tenemos un departamento de gestión donde se analizan datos. Trabajamos como una empresa muy grande, mucho más tecnológica. Tenemos una facturación que ronda los u$s 80 millones según el año. Trabajamos de una manera al estar encadenados con el mercado externo muy profesional.

-¿Cómo se mantienen los números récord de ventas en Inglaterra?

-Hoy el tema más preocupante es la pérdida de la rentabilidad que estamos teniendo porque es el tema urgente que nos apura. Hay problemas de competitividad. Es el tercer año que el dólar pierde contra la inflación. La inflación a nivel mundial también golpea al sector. En la góndola, el vino no subió ni un 2%, pero hemos tenido aumento del 50% en embarques, la celulosa subió mucho, las cajas de cartón subieron por encima de la inflación.

-¿Qué se hace ante la pérdida de rentabilidad en los mercados del exterior?

-Hoy las etiquetas de gama baja, que son las de menor valor, empezamos a tomar la decisión de no venderlas. Hay vinos que ya no se pueden reponer y encima tenemos una cosecha que va a ser cara. El año pasado retiramos 350.000 cajas de la venta de 9 litros, es decir 3 millones de litros. Argentina es muy variable, tiene altos y bajos, pero los movimientos son tan bruscos que no hay decisión que se pueda tomar. El dólar se depreció un 30% de un año para el otro, es muy difícil hacer negocios así.

A esto se suma que seguimos con complicaciones para pagar acuerdos comerciales, como anuncios en revistas de vino del exterior. Hay un problema grave de importación. Parte de nuestro éxito tiene que ver con un vino de buena calidad y una apuesta de la marca. Esto es a largo plazo y se amortiza a través de muchos años. No poder invertir en las marcas es un problema muy grande.

-¿Cuál es el principal problema que afrontan hoy?

-La pérdida de competitividad es muy grande. Hay una fuerte caída del volumen por la guerra y la inflación. Se suma además la dificultad para pagar acuerdos comerciales. Hay problemas fuertes en el mundo y nosotros le sumamos nuestros propios problemas. Eso hace que sea más difícil para nosotros que para cualquier productor de otro país.

Además, el cepo complica el escenario. Necesitamos importar máquinas para el White Malbec, estamos sobrevendidos, necesitamos producir más, pero no podemos importar la maquinaria por las trabas. Hemos tenido problemas para importar insumos. No tenemos claridad porque no nos están aprobando las importaciones. Estamos trabajando a un ritmo muy lento, casi parado.

-¿Podrían crecer mucho más sin las trabas a las importaciones?

-En general cuando uno ve a la Argentina, estamos muy bien en calidad y el potencial es muy grande pero, en general, todos estos problemas traen pérdida de competitividad. Hoy tenemos la imposibilidad de reconocer acuerdos comerciales y eso entorpece las negociaciones con los clientes, muchas veces les pedimos a ellos que paguen las cosas en el exterior y nos deja mal parados. Nos vamos adaptando a todo, pero se pierde mucho en el camino.

-¿Chile puede ganar mercados que la Argentina no puede tomar por estas complicaciones?

-Australia logró un acuerdo con India, con un tratado de libre comercio. Si bien es un mercado pobre, es un mercado más. Estamos perdiendo por no tener tratados de libre comercio.

-¿Piensan seguir creciendo a nivel internacional?

-Buscamos mantenernos e ir logrando, en aquellos mercados más rentables, defender nuestra marca. No es un año para crecer en exportación. En 2022 cayeron las ventas externas y en 2023 volverán a caer.

Nosotros caímos un 18% en ventas. En 2023, esperamos una caída menor. Si va a haber una caída a nivel industria.

-¿Cómo ve el mercado local con este escenario complejo?

-En Argentina, hemos crecido un 100% entre 2021 y 2022, siempre hablando de las gamas más altas. En las más bajas se nota la caída, pero nosotros no competimos en este segmento. El precio de la uva va a subir, se dice que un 100% en comparación al año pasado. Pero ese valor lo tiene que validad el mercado. En el canal supermercado no se aceptan subas por encima del 4%. Se va a dar un escenario difícil, vamos a seguir perdiendo rentabilidad, no hay posibilidad de trasladar el aumento de costos a los precios de los productos.

En nuestro caso la mayoría de la uva es propia. Tenemos 12 fincas en Valle de Uco, Luján y Maipú. Llegamos al 75% de autoproducción. No tiene el mismo impacto en todas las empresas el precio de la uva. En 2023 va a aumentar la uva y el vino. Esto va a generar una pérdida aun mayor de la rentabilidad en el mercado externo. En el mercado local va a caer el consumo, porque va a haber menos producto disponible.

-¿Qué pasa con los subsidios que anunció Sergio Massa por las heladas tardías?

-La ayuda es para los productores. Algunos anuncios aún no suceden. La quita de las retenciones es vital, podría ayudar al sector. Hoy están en 4,5%, esto podría ser muy bueno, porque en otros países no existe algo así para el vino.

-¿Qué pasa con el ‘Dólar Malbec’? ¿Es un pedido que tiene sustento?

-En nuestro caso no sirve, es algo muy corto. La industria trabaja a largo plazo. Necesitamos poder invertir. Se está pensando en el largo plazo y eso nos permite ver las cosas con tranquilidad. El dólar malbec es coyuntural, puede ayudar pero solo algunos meses. Tenemos despachados programados hasta febrero.

La industria tiene la posibilidad de hacer conocida a la Argentina, de poner en alto nuestro nombre. Debería ser una industria que tienda a la normalidad. Soltarle la rienda y que trabaje lo más suelto posible. No sirven los parches. No tomamos decisiones con parches sino a largo plazo. Uno no puede calcular lo que se pierde cuando pasan estas cosas. Sin tantas complicaciones podríamos crecer mucho más.

-¿Hay dificultad para conseguir insumos?

-No tuvimos problemas de botellas. Durante la pandemia reducimos los insumos. Quitamos modelos de botellas. No tuvimos faltantes grandes de botellas. Ahora hay un problema que tiene que ver con los corchos. Hay dificultades para abastecerse tanto para los costos como por escases. Hoy nos estamos volcando hacia las botellas livianas porque son más convenientes para exportar. No bajamos la calidad, pero si son más livianas.

-¿Cómo fueron las ventas de fin de año?

-En noviembre, la industria varietal embotellada creció un 3%. En nuestro caso, el crecimiento es mayor. Y el Mundial afectó positivamente en las ventas de noviembre y también diciembre.

Fuente: El Cronista

Economía

Gastronómicos y hoteleros temen que el proyecto del Puente del Inca caiga en una grieta partidaria


“Hoy cualquier intento de política pública cae en la grieta partidaria”, dicen en un comunicado.

“El proyecto del gobierno para la puesta en valor de Puente del Inca parece que va camino a una discusión oficialismo/oposición”, dice un comunicado de AEHGA (Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza)

“Esta costumbre argentina de estar de un lado o del otro de la vereda nos lleva a paralizarnos como sociedad”, manifiesta el documento.

Cabe destacar, que el proyecto de Puente del Inca va a traer trabajo genuino para muchos mendocinos. El turismo es mano de obra intensiva y alta montaña tiene el potencial, por su belleza natural, de atraer a muchos visitantes.

Desde la entidad gremial empresaria, advierten que el conflicto con las personas que trabajan en la zona debe ser resuelto con diálogo. El hecho de haber trabajado por años en un lugar que es patrimonio de todos los mendocinos no genera ningún derecho. Sin embargo, la voluntad de trabajar en la alta montaña merece el mayor de los respetos porque es muy duro trabajar en cualquier villa de alta montaña. No es fácil conseguir gente que quiera trabajar en lugares donde la montaña te hace sentir el rigor.

Qué dice el resto del comunicado:

Los mendocinos tenemos la oportunidad de hacer “la gran Messi” ponernos todos del mismo lado y lograr llevar adelante este proyecto que es necesario para Mendoza. No es necesario estar de acuerdo en todo para trabajar en equipo. Es necesario estar de acuerdo en algún tema y estar dispuestos a colaborar. Es un buen proyecto que presenta el gobierno. En caso como estos esperamos que la oposición no actúe desde la grieta y colabore para que se concrete para bien del turismo de Mendoza.

Nos merecemos que las villas cordilleranas sean lugares para que la gente tenga trabajo digno y que los mendocinos y turistas podamos disfrutarlas. Estuvimos 20 años para empezar con el perilago de Potrerillos, no esperemos 20 años para empezar con Puente del Inca.

El turismo activo (rafting, senderismo, andinismo, tirolesa y otros) se puede realizar en muchos lugares naturales de Mendoza.

En el sur, el uso del agua para rafting, a veces, compite con el uso del agua para riego agrícola o para la generación de energía. Si pensamos que el turismo es un actor clave para la matriz productiva de nuestra provincia podemos ser capaces de establecer diálogos para lograr sinergia entre las diferentes actividades económicas y destrabar este conflicto. La ley de aguas tiene más de 100 años y es excelente para la agricultura, el punto es que en ese momento no existía el rafting. Esta actividad no consume agua, solo la usa, con criterio se pueden hacer las 2 actividades.

Como mendocinos nos merecemos dialogar para encontrar soluciones que mejoren la calidad de vida de la gente.

Si empezamos a ver al turismo como una actividad económica podemos generar muchos nuevos puestos de trabajo en toda la provincia.

Seguir leyendo

Economía

Censo 2022: Mendoza es la cuarta provincia más poblada del país


Según los datos relevados por el INDEC, la población mendocina asciende a 2.014.533 personas. Se ubica detrás de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Mendoza espera que el organismo nacional envíe más datos en los próximos meses.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió nuevos datos provisorios sobre el censo realizado en mayo de 2022. De acuerdo con estas cifras, en Argentina hay 46.004.703 habitantes, de los cuales 51,76% son mujeres, 48,22%, varones y 0,02% no se identifica con ninguno de los dos géneros.

Mendoza es la cuarta provincia más poblada, detrás de Buenos Aires (20.689.665, en total), Córdoba (3.978.984) y Santa Fe(3.556.522). Del total poblacional de la provincia, se desprende que 51,67% son mujeres, 48,31% hombres y 0,02 %, es decir, 478 personas, no se identificaron con ningún género.

Los departamentos de Guaymallén (321.371), Las Heras (228.525), Maipú (214.412), San Rafael (210.478) y Godoy Cruz (195.183) siguen liderando el listado de las localidades con mayor número de habitantes. En cuanto a la densidad, Capital y Godoy Cruz son los municipios con mayor cantidad de habitantes por metro cuadrado.

Laura San Martín, coordinadora del área de Estadísticas Sociales de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE), explicó: “Estos datos son provisorios. Según lo informado por el INDEC, estimamos que a mediados de año comenzarán a circular los números definitivos, aunque desde el organismo adelantaron que entregarán informes parciales sobre diversas temáticas. Nosotros, como ente estadístico provincial, no podemos acceder a un análisis en profundidad de los números hasta recibir las bases de datos completas y definitivas”.

Consultada sobre el crecimiento poblacional, San Martín expresó: “Los resultados representan lo esperable en cuanto a las proyecciones que veníamos trabajando. Somos 2.014.533 los habitantes de Mendoza. Hay departamentos que han crecido un poco más que otros, lo veníamos visualizando con conteos de vivienda que reflejan el movimiento de la mancha urbana. Crecieron mucho Luján de Cuyo, Maipú, Guaymallén y algunos departamentos del Valle de Uco. La población crece hacia zonas que anteriormente eran espacios cultivados”.

Personas en situación de calle

De los datos informados por el INDEC, particularmente llamó la atención la cantidad de personas que el organismo relevó en situación de calle. Los resultados indican que en la provincia hay 21 personas que viven en esa situación. Al respecto, Andrés Domínguez, coordinador del área de Metodología Estadística de la DEIE, aclaró: “Ese número indica las personas que efectivamente se encontraron durmiendo en la calle la noche del 16 de mayo, momento en que se realizó el operativo. A esas personas se las va a sumar todas aquellas que estaban durmiendo en albergues, paradores y refugios. Hay que tener en cuenta que esa noche hacía mucho frío y que no fue una fecha típica de los censos”.

Seguir leyendo

Economía

Mendoza Activa reconocerá bienes de capital hechos en la provincia certificados por Asinmet


El Ejecutivo provincial pedirá un certificado de “Fabricado en Mendoza”, el cual será otorgado por Asinmet

Mendoza Activa, el programa de reintegro de inversión del Gobierno provincial para parques industriales y equipamiento industrial, establece interesantes y atractivas ventajas para quienes inviertan en suelo mendocino. Y a su vez, la bonificación crece si los bienes de capital que se compren son de fabricación local.

Para certificar que esto sea así, el Ejecutivo provincial pedirá un certificado de “Fabricado en Mendoza”, el cual será otorgado por Asinmet.

Dice el detalle del Programa difundido por el Gobierno provincial, en su apartado número 18: “Para cumplir con el Plus Activa denominado ‘Origen Mendocino’, al momento de presentar las inversiones realizadas deberán acompañar certificado expedido por Asinmet”.

Así, nuestra Cámara se consolida como referente en el sector industrial y colabora en que los fondos que se destinan a Mendoza Activa sea también para las empresas radicadas en la provincia, que invierten en ella y dan trabajo a nuestros comprovincianos.

Sobre el Mendoza Activa

El Programa Mendoza Activa tiene por finalidad estimular la realización de inversiones fortaleciendo la reactivación económica de Mendoza en el marco de la pandemia, fomentando el incremento de actividad principalmente en las micro, pequeñas y medianas empresas, mediante el otorgamiento de un crédito fiscal en el impuesto sobre los ingresos brutos, aportes no reembolsables y tarjeta de consumo (billetera virtual), con el objetivo de promover y apoyar aquellos proyectos que resulten adjudicados en la convocatoria.

Seguir leyendo

Trending

SOBRE NOSOTROS Entorno Económico. Edición digital desde el 3 de Marzo de 2005. E-mail: hsuarez@jornadaonline.com.ar. Domicilio Legal: Patricias Mendocinas 617, PB - Ciudad - Provincia de Mendoza. Propietario: Grupo Jornada S.A. | Director General: Hipólito Suarez Contáctanos: hsuarez@jornadaonline.com.ar - Teléfono: 261 6161986