Mendoza, de de ·  

Placeres Delicias Jueves, 9 de Noviembre de 2017

Tiramisú al café de La Marchigianna

Uno de los clasicos postres del restaurante de doña Teresa Barbera.

No hay dudas de que se trata de uno de los restaurantes más prestigiosos que tiene Mendoza y de que día a día, noche a noche, es elegido por los mendocinos.

Decir La Marchigiana es decir especialistas en la cocina ítalo-argentina, con la figura de Teresa barbera como estandarte. Los platos, elaborados con productos de estación, regionales, frescos y naturales, a los que se agrega la mejor selección de vinos de las cotizadas bodegas mendocinas.

Fue en el año 1948 cuando la nonna Fernanda, buscando forjar su futuro, llegó de la Regione Marche italiana a radicarse en la provincia de Mendoza para buscar a base de esfuerzo y sacrificio el tan prometido progreso que en Europa se encontraba negado.

La Marchigiana con más de 65 años deleitando a los mendocinos y turistas sigue brindando las mejores platos en sus dos direcciones, en pleno centro mendocino, en calle Patricias Mendocinas y en Palmares.

 En este envío y como corolario de la llegada de la primavera, presentaremos uno de los platos emblemáticos dentro del portfolio de postres que tiene el emblemático restaurante: el Tiramisú al café.

Ingredientes para 6 a 8 comensales.

1 taza de café soluble muy fuerte mezclado con una cucharada grande

de azúcar

2 cucharadas de rhum

500 g. de bizcochos de vainilla (ó bizcochuelo)

400 g. de crema de leche bien fría

4 yemas de huevo

1 taza grande de azúcar

Cacao amargo para espolvorear

Preparación

Colocar en una fuente poco profunda la rebanada de bizcochuelo (o las vainillas). Esta rebanada no debe ser demasiado fina, y las vainillas pueden ir en dos capas.

Humedecer el bizcochuelo con el café y el rhum, en forma pareja.

Colocar  en la batidora las yemas y el azúcar, y bata hasta que la preparación esté muy espumosa y de color claro.

Añadir la crema de leche y siga batiendo hasta conseguir la consistencia de la crema chantilly.

Cubrir el bizcochuelo con toda la crema, formando una capa de por lo menos dos dedos de espesor. Empareje con una cuchara.

Espolvorear con el cacao amargo y lleve al freezer por un par de horas. Retire unos diez minutos antes de servir.

 

Seguí leyendo en Placeres