Mendoza, de de ·  

Notas Entorno Lunes, 6 de Agosto de 2018

Crece la producción de petróleo en Mendoza

La provincia logró producir 12% más que lo estimado. El comparativo abarca los cinco primeros meses de este año respecto de 2017.

El ritmo sostenido de las inversiones petroleras que se vienen ejecutando en los últimos años en la provincia impacta directamente en la producción de crudo. En términos cuantitativos, en los primeros cinco meses de este año se extrajeron 1.800.119 metros cúbicos, mientras que en el mismo período de 2017 fue de 1.770.972, es decir 1,65% de incremento.

“Teniendo en cuenta que el promedio del declino natural de la producción es de 10% anual, que tengamos un aumento cercano al 2% en el acumulado de los cinco primeros meses es realmente importante, ya que quiere decir que hemos logrado producir casi 12% más de lo esperado”, explicó el director de Petróleo del Gobierno de Mendoza, Santiago Fernández.

Este fenómeno se produce como resultado de las campañas de perforación que la Provincia encaró en 2017 y que, según manifestó Fernández, “siguen con un buen ritmo durante 2018, por lo que se estima que se mantendrá la tendencia hacia el ascenso”.

Estos números surgen del monitoreo que realiza el Ministerio de Energía de la Nación y que se publican a través del sistema SESCO, que también da cuenta de un aumento del 8% de perforaciones de pozos en el acumulado de enero a mayo, relativo a los últimos dos años. Mientras que en 2017, en cinco meses, se realizaron 86 perforaciones, en el mismo lapso de 2018 la cantidad de pozos llegó a 93.

“Este año se espera un incremento producto del trabajo de desarrollo de nuevas concesiones y de otras que están siendo desarrolladas fuertemente, como Chachahuen, Puesto Rojas y las nuevas áreas licitadas”, subrayó el director de Petróleo.

Según indicó el funcionario, de continuar la tendencia alcista en la curva de producción, este año alcanzaría un total de 4.400.000 metros cúbicos, de los cuales el 60% se extrajo de yacimientos nuevos y el 40% de pozos maduros. La diferencia entre ambos es la declinación natural que registran por año, del 7% y del 14% respectivamente.

Cabe señalar que todos estos resultados provienen de las áreas licitadas y efectivamente otorgadas por el Gobierno provincial.

    Seguí leyendo en Notas Entorno