Mendoza, de de ·  

Notas Entorno Mercados Miercoles, 11 de Julio de 2018

Argentina Emergente: ¿Ahora sí vienen las inversiones?

Aunque aún no hay demasiadas presiones de cómo impactara la recalificación del país como mercado emergente, algunos referentes de sectores de la economía local aportan su parecer de acuerdo a lo que podría suceder con la llegada de nuevos fondos para invertir.

Miercoles, 11 de Julio de 2018

Las últimas semanas ha sido "movidas" para la economía argentina, es que desde el punto de vista financiero nuestro país ha comenzado, según manifiesta el gobierno, una nueva etapa de consolidación económica.
Tras 10 años de haber estado marginado como "mercado de frontera", fue anunciado con bombos y platillos que Argentina pasó a ser "mercado emergente", lo que, según especialistas, va a profundizar la posibilidad de la llegada de nuevas inversiones.

Por otro lado,  el acuerdo con el FMI, una maniobra que supone va a servir para que el país "enderece" algunas políticas macroeconómicas, que parecen muy difíciles de corregir a primera vista, como son la inflación y el déficit en las cuentas del estado.

0

Según el informe del IERAL, el acuerdo con el FMI permite acceder a este financiamiento siempre y cuando se cumplan determinadas metas prometidas por nuestro país tendientes a encauzar los problemas antes mencionados. La aceleración de la velocidad en el ajuste de las cuentas fiscales que surge de las metas acordadas con el FMI tiene claramente el objetivo de reducir no sólo el desequilibrio de las cuentas públicas sino también, junto con la fuerte devaluación sufrida por la moneda nacional, de ayudar a disminuir también el déficit en las cuentas externas".

Antes de conocer cuáles son a ciencia ciertas las posibilidades para Argentina ante este nuevo panorama, es preciso conocer que significa ser "emergente". A grandes rasgos es que diversas instituciones financieras que compran acciones de países emergentes, tendrán que comprar también títulos de Argentina por el mero hecho de que ahora Argentina pasa a ser parte del índice de acciones de Mercados Emergentes. Es decir que aunque a esas instituciones no les guste Argentina, tendrán que comprar estas acciones porque ellos deben replicar el índice. Este movimiento de divisas se estima que alcanzará unos  u$s 5000 millones, pero a partir de junio del 2019, cuando realmente se hará efectiva la re categorización de la Argentina.

Para Alberto Schuster, director de la consultora Abeceb,   a modo de reflexión general, advierte: "Para ser objeto de inversiones el país tiene que ser atractivo como potencial generador de beneficios y al mismo tiempo ser "confiable". Y para ello detentar cierta virtuosidad en ser visto como un "estado de derecho".

Podemos preguntarnos cómo es posible que China, que no se caracteriza por serlo, recibe inversiones descomunalmente grandes. La respuesta es sencilla: nadie puede estar ausente, y por lo tanto vale la pena arriesgar capital, en mercados tan grandes. Pero nosotros no lo somos y por lo tanto debemos mostrar mayor virtuosidad".

0

Ahora, cuál será el efecto real que tendrá en los mercados argentinos. En lo breve seguramente habrá un efecto que será positivo, pero según explican algunos especialistas  es probable que  este efecto se diluya a lo largo del tiempo porque el monto esperado en inversiones financieras tampoco significa un salto dramático en términos absolutos. Serán estas inversiones una posibilidad para la productividad del país o,  en distinto camino, alentara a un mero verano financiero en las principales bolsas del mundo.

El status de País emergente más el crédito FMI es oxígeno para la economía, pero la recuperación de confianza será gradual, a medida que las metas se cumplan. De esta manera, Gustavo Reyes, de Ieral (Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana), enumera:  "Uno de los pilares del plan a ejecutar es el rescate del 50% del stock de Lebacs, para lo cual el Tesoro tiene que lograr emitir deuda en el mercado por esa cifra. Es un objetivo ambicioso: para tener éxito en la primera colocación, se debió apelar a un mecanismo que sólo podrá usarse una vez (la suba de encajes del sistema bancario). Respecto de la meta fiscal, la reducción del déficit en 2018 no parece una tarea de gran dificultad, pero sí el objetivo planteado para 2019 que, además, es año electoral. En setiembre de este año se habrán de plantear los primeros test relevantes para la marcha del programa. La primera revisión de las metas por parte del staff del FMI, el comienzo de la discusión parlamentaria del Presupuesto para 2019 y, probablemente, una nueva emisión de deuda por parte del Tesoro para seguir avanzando en el rescate de Lebacs".

Y.¿ahora vienen las inversiones?

El país consiguió ser mercado emergente, ¿pero de parte de quién? Este estatus que le dio la  sociedad Morgan Stanley Capital International (MSCI) lo pone a la par de otras economías como la de Rusia, China o Colombia, lo que supone un aliento a la llegada de capitales de inversión, una posibilidad que aún está pendiente en el mapa de ítems prometidos por el gobierno.

Más allá de la brecha entre lo esperado y  lo que se prevé pasara, están las expectativas generadas por distintos sectores de la economía. ¿Llegarán por fin las tan ansiadas inversiones?  La opinión de algunos referentes de la economía mendocina.

Desde  Came (Cámara Argentina de la Mendiana Empresa) y en consonancia con la FEM (federación Económica de Mendoza)  advierten que  "Si bien los efectos sobre las pequeñas y medianas empresas son secundarios, permitirá que el sector privado argentino pueda financiarse a una tasa menor, y esto es fundamental para poder crecer, incentivar el consumo, la inversión y para lograr bajar el "costo argentino", y así recuperar mercados. Pero sobre todo, permitirá reducir la volatilidad cambiaria y eso les permite a las empresas trabajar con mayor tranquilidad y previsibilidad".

La opinión de los referentes

"Por fin: Argentina emergente", por Fernando Galante - director y economista Jefe de Chimpay S.A.

0


Finalmente después de mucho espera, de mucho sufrimiento, lo logramos. No, no estoy hablando del Mundial de fútbol. Finalmente logramos ser ascendidos de mercado de frontera a mercado emergente por MSCI. Sí es cierto, pasar de la C a la B no debería ser motivo de volverse locos. Pero si estabas en la C tenías que apuntar a lograr ese ascenso. Lo importante ahora es entender qué significa, en gran medida por toda la pésima información que está circulando.

Quien determina esto es MSCI, que básicamente se dedica a armar índices. ¿Qué son los índices? Son referencias que toman los fondos de inversión y administradores de carteras para comparar la perfomance de sus inversiones. Por ejemplo, si un fondo invierte en acciones argentinas se compara si el administrador es bueno o es malo en base a cómo le va contra el índice Merval. Así si un fondo invierte en acciones emergentes se lo compara contra el índice MSCI Mercados Emergentes. Ahora Argentina estará en este índice y se darán dos efectos: quienes simplemente quieran o deban replicar el índice se verán prácticamente obligados a comprar activos argentinos, y quienes se comparan contra el índice incorporarán estos activos a sus posibles compras. En conclusión redundará en mayor apetito por acciones argentinas y en un mayor volumen operado en nuestros activos.

¿Esto significa que las acciones argentinas van a volar? En absoluto. Es una excelente señal y es clave por el volumen. Pero lamento decirles que no es la solución a los serios problemas macroeconómicos de la Argentina, que derivaron en la corrida cambiaria y en la asistencia del FMI. Si Argentina no hace las cosas que debe hacer, por más que seamos emergentes será difícil que los precios de las acciones suban. Sin dudas esto ayuda a mejorar, pero también será clave que se estabilice el mercado cambiario, que el BCRA pueda empezar a bajar la tasa de interés (factor clave para ver cuándo puede volver a reactivarse la economía), y como siguen las presiones internacionales, justamente sobre los mismos mercados emergentes.

Retomando el último punto esta noticia nos ayuda también a reinsertarnos en el mundo un poco más, por lo que estaremos un poco más atados a las noticias internacionales, y a lo que pase en el resto del mundo. Habrá que estar atentos a esto también.

Otro aspecto importante a considerar es que seguimos siendo un país que genera desconfianza. Algo lógico ya que no podemos recuperar en poco tiempo algo que hemos dedicado muchos años a destruir. MSCI aclaró que Argentina será incorporada el próximo año al índice de emergentes siempre y cuando en el camino no vuelva a imponer controles de capitales (que fue la causa por la que nos mandaron al descenso en el año 2009). También aclaran que sólo se incorporan acciones que coticen en Estados Unidos, mientras que las del mercado local se incorporarán si logramos algunas mejoras más en el mercado. De darse esto último el potencial de una acción como BYMA puede ser muy grande.

Ahora ¿en qué nos beneficia como economía? El beneficio es gigante ya que ayuda a que tengamos un mercado de capitales con mayor volumen, más desarrollado, con mayor profundidad y con más jugadores. El mercado de capitales en todos los países es un motor clave para el crecimiento y el desarrollo económico. Es en el mercado de capitales donde se consigue financiamiento para el crecimiento de largo plazo.

¿Y en materia de inversiones? Vemos un gran potencial para las acciones argentinas, por esta noticia, por las valuaciones actuales luego de las caídas que tuvimos, y porque creemos que el mercado se va a tranquilizar en el mediano plazo. Para aquellos que estén dispuestos a soportar el riesgo y la volatilidad propios del mercado argentino, es una gran oportunidad para los próximos 12 meses.

Carina Egea, presidente de Portfolio S.A, especialista en Mercado de Valores: "Es una cuota de confianza que no se verá reflejada en lo inmediato"

0


"El efecto es positivo. El índice MERVAL en la bolsa argentina ha sido inmediato, ya que viene subiendo más del 8%, luego de un periodo de fuerte caída; al igual que las acciones y bonos argentinos que cotizan en mercados extranjeros. En nuestra economía doméstica, si bien es una cuota de confianza y alivio al mercado, sobre todo el cambiario, la incidencia no se verá reflejada a corto plazo, ya que ello depende de cambios estructurales que el país necesita, como así también la reducción de la inflación y disminución del déficit fiscal; entre otras variables".

Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina: "Es un elemento positivo"

0


En lo inmediato hay cosas que tienen que mejorar. Este es un elemento positivo que hace a la mejora de la situación económica del país. Específicamente en el sector en la medida a que la situación económica del país mejore al sector le va a ir mejor,  en cuanto a un panorama más favorable para hacer inversiones. Si hay mayor estabilidad y menos inflación  hay mayor disponibilidad de recursos para que los consumidores puedan consumir y competitividad en el mercado externo.  Los extranjeros que hicieron inversiones en el país ya pasaron  a convivir  en nuestra realidad y la realidad es de esperanza de que la situación económica mejores, que esta devaluación no sea trasladada de manera  salvaje a los precios de los insumos y del resto de las cosas.

Pedro Bizzotto, presidente de Asinmet. (Asociación de Industriales Metalúrgicos de la Provincia de Mendoza): "El incrementos  a los costos esta nueva calificación no lo va a modificar"

0

En el sector de la metalmecánica en lo inmediato no va a impactar esta recalificación de Argentina como mercado emergente. Indudablemente  debería generar un impacto positivo en el mediano a largo plazo, con una mejora de tasas. A la vez que el país logre estabilizarse y mejoren las tasas bancarias eso nos generar inmediatamente beneficios a todos. Estamos realmente con un nivel de actividad bajo, con un 50% de la capacidad productiva, con incrementos  a los costos importantes y eso esta nueva calificación no lo va a modificar. En el futuro creo que puede llegar a modificar el tema de las tasas de interés y genere algún beneficio para inversionistas que den trabajo, mano de obra o proyectos que se lleven adelante. Creo que para eso hace falta un camino largo porque hace falta encontrar seriedad, credibilidad, seguridad jurídica, una serie de detalles que las empresas no vamos a generar esos sino el gobierno.

Mauricio Badaloni, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM): "va a traer algún viento de cola positivo, en la búsqueda  del financiamiento  externo"

0


En lo inmediato no cambia nada, lo que si hay expectativas en las grandes empresas porque  entendemos que en todo lo que son los PPP (proyectos públicos privados) van a traer algún viento de cola positivo, en la búsqueda  del financiamiento  externo. En  lo inmediato para el ciudadano común como para el empresario pyme  es una buena noticia como que hoy salió el sol, nada más. Lo que si las grandes empresas que tiene dentro de sus planes de negocios proyectos, este tipo de calificación para la Argentina las hacer  estar en un escenario distinto con tasas más convenientes porque se entiende de que cuando pasa de mercado de frontera a emergente hay  mejoras cualitativas que tiene que ver con los fondos de inversión. Ahora Argentina pasa a estar dentro de esa categoría y creo que vamos a tener oportunidad de tener fondeo barato.

Juan Carlos Rivera, gerente regional de Banco Credicoop: "no es lo que necesita el país para desarrollarse y crecer."

0

La que califica a los países es una empresa privada, no es un organismo internacional y lo que entendemos es que este cambio de calificación solo va a servir para inversiones especulativas, como las que se vinieron haciendo hasta ahora. No creo que el cambio de calificación  venga de la mano de inversiones productivas que son las que verdaderamente necesitamos. Y después lo que necesitamos es aumentar el mercado  interno porque tenemos una capacidad productiva instalada ociosa de casi el 40%. Lo que falta no es producción sino consumidores.

Van a venir  fondos especulativos para comprar títulos argentinos fundamentalmente  en Neva York, pero no es lo que necesita el país para desarrollarse y crecer.