Mendoza, de de ·  

Notas Entorno Vitivinicultura Lunes, 11 de Junio de 2018

Reconversión varietal:  Demanda de créditos por casi $100 millones en 2018

La ejecución del plan comenzó en 2017, con un aporte nacional de $ 68,4 millones.

Lunes, 11 de Junio de 2018

El Plan de Reconversión Varietal y Modernización Tecnológica del sector vitivinícola de Mendoza recibió una demanda de créditos por 96,4 millones de pesos en lo que va de 2018 y, para fin de año, se espera que distribuya un total de 130 millones de pesos en préstamos a pequeños viñateros, se informó hoy oficialmente.
"La línea de créditos blandos busca fomentar la regulación de los precios y mejorar la rentabilidad de los pequeños viñateros al lograr producir uva de mayor aceptación en el mercado", explicó un comunicado del Ministerio de Agroindustria.

Además de la dependencia a cargo de Luis Etchevehere, llevan adelante ese plan el Gobierno de Mendoza, los Institutos de Desarrollo Rural (IDR) y Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y Mendoza Fiduciaria.

En esta segunda etapa que se está aplicando durante 2018, el plan oficial de reconversión de variedades tiene como destinatarios a 416 productores de los cuatro oasis con actividad vitícola de la provincia y, para fin de año, se espera llegar a los 600 productores.

"El 53% del monto total de créditos desembolsados fue un aporte realizado por el Ministerio, que permitió además la conformación del fondo rotatorio para el financiamiento de inversiones en reconversión varietal y mejoras de orden estructural a pequeños viñateros, con un amplio alcance geográfico", explicó el comunicado oficial.

Los funcionarios esperan que los productores comiencen a sentir el impacto de la renovación de variedades a partir del tercer año.

En ese sentido, Agroindustria explicó que "se estima que una hectárea de uva reconvertida equivale a una facturación de más del 60%, teniendo en cuenta que el precio de la uva criolla ronda los 4 pesos por kilo y el precio promedio de la uva varietal se encuentra alrededor de los 14 pesos".

La implementación del Plan de reconversión se realiza a través de un fondo rotatorio y los préstamos que se otorgan llegan hasta 300.000 pesos por productor.

Se otorgan a tasa de 0 por ciento y pueden utilizarse para implantar nuevas variedades, la puesta en marcha del riego por goteo, una malla antigranizo o mejoras estructurales de las fincas.

La ejecución del plan comenzó en 2017, con un aporte nacional de $ 68,4 millones.

En la nueva etapa, en la que ya se autorizaron casi 100 millones de pesos en nuevos préstamos, ya se aprobaron y desembolsaron 35 millones de pesos entre 220 productores de las zonas este, norte y sur, que mejoraron más de 2.000 hectáreas.

De esa superficie, unas 410 hectáreas se reconvirtieron a uvas de mayor calidad.
Según el IDR, 40 por ciento de los productores optaron por Malbec, 23 por ciento por Bonarda, 14 por ciento por Ancellotta, además del Syrah y Tempranillo, ambas con un 6 por ciento de la superficie.