Mendoza, de de ·  

Notas Entorno Agro Jueves, 10 de Mayo de 2018

Unos 3.000 productores ya tienen seguro agrícola en la provincia de Mendoza

El Seguro Agrícola, que subsidió el 30% de los costos de la póliza para los productores de hasta 20 hectáreas.

Jueves, 10 de Mayo de 2018

Unos 3.000 productores de distintos oasis productivos de Mendoza optaron en esta temporada por contratar el nuevo sistema del Seguro Agrícola Provincial para la cobertura de sus cultivos, y los que sufrieron pérdidas por inclemencias climáticas destacaron el pago a tiempo y la previsibilidad.

En ese sentido, los productores afectados que contaban con esta cobertura ya recibieron las compensaciones correspondientes, ya que entre los últimos días de marzo y la primera quincena de abril, como establece el reglamento del Seguro, se liquidaron los pagos compensatorios a los productores que tuvieron pérdidas de más del 95% de la producción, y se logró un acuerdo para cubrir a contratistas de viñas y frutales.
El cobro a tiempo, en relación al calendario de las labores culturales les permite comenzar sin demoras la nueva temporada de trabajo, evitando, entre otras cosas, enfermedades en las plantas dañadas y retrasos en la producción.

El Gobierno de Mendoza contrató en la temporada 2017-18 un consorcio de empresas aseguradoras para brindar el servicio de protección de la producción, denominado Seguro Agrícola, que subsidió el 30% de los costos de la póliza para los productores de hasta 20 hectáreas y ofreció paquetes opcionales para los propietarios con más hectáreas en producción.

Las compensaciones en esta temporada, en caso de pérdidas del 100%, fueron de $10.000 por hectáreas en vid, frutales y hortalizas de verano, y de $3.000 en cereales para forraje.

José Hugo Toledo, es un productor de membrillo y su finca está ubicada en El Algarrobal, Cuadro Nacional, a 20 kilómetros de San Rafael, y a unos 250 kilómetros al sur de la capital provincial, y en septiembre de 2017 la producción de sus nueve hectáreas fue afectada en un 95% por las heladas, pero por la cobertura del Seguro Agrícola le permitió recuperar parte de lo que había invertido.

En diálogo con Télam, el productor explicó que "estamos en una zona muy fría y me agarró la helada en plena floración y me llevó el 95% de la producción. Pero con el nuevo sistema se ha logrado lo que necesitamos, que cuando venga la poda uno tenga los recursos para hacerlo".

Dijo que el membrillo "todavía se está cosechando, porque viene después de la uva, al mismo tiempo de la aceituna".

"Me fue mal, pero con esa ayuda uno puede podar. Me pagaron $ 10.000 por hectárea, y es un paliativo. Y al ser pagado como corresponde yo ya tengo el capital de trabajo para hacer la poda", explicó el productor.
Con respecto a la anterior metodología, aclaró que con a este sistema de seguro "lo veo más efectivo porque el aporte llega a tiempo. Esto permite contar con los recursos para a hacer las labores de invierno, básicamente la poda, que es lo más costoso".

"Lo mejor es cosechar y cobrar por el producto, pero tener esta recomposición nos beneficia mucho. Uno aporta para beneficiarse pero no quisiera usarlo nunca, uno quiere vivir de lo que produce", señaló el productor.
Hilda Hashimoto y Juan Barchovsky, poseen 1,5 hectáreas de durazno fabriquero y blanco y peras, a dos kilómetros de San Rafael y la granizada del 20 de diciembre de 2017 les causó pérdidas totales, y en los primeros días de abril cobraron el Seguro Agrícola, y con ese pago ya pueden afrontar los costos para activar la producción de la próxima campaña.

Barchovsky, al ser consultado por Télam, dijo que "la manga de piedras en diciembre me llevó todo, y no coseché nada. Me dieron $ 13.000, yo estoy jubilado, y con el nuevo sistema nos parece muy bien porque de esta forma podemos recuperar algo de los que se ha perdido. Con el dinero vamos a hacer las curas de primavera, comprar abono y combustible para el tractor, pensando en la producción de la temporada que se viene, y también pudimos cancelar una deuda que teníamos con Irrigación".

Ismael Sarradelli, productor de La Dormida, Santa Rosa, a 80 kilómetros al este de la capital provincial, tiene en producción cinco hectáreas de ciruelas, la helada tardía causó pérdidas de más del 95% en su finca.
Destacó Sarradelli que "el sistema ahora es más ágil que lo que era años atrás, nos llega a tiempo el dinero para seguir trabajando, abonar, curar, podar, no alcanza para todos pero es una gran ayuda".

"Además -agregó-, en esta temporada fue más cómodo el cobro, las liquidaciones se hicieron a través de Banco Nación, es decir que pudimos cobrar aquí, en Santa Rosa, porque antes teníamos que ir hasta San Martín".

Según el Registro de Uso de la Tierra (RUT) en Mendoza, existen 8.772 productores con hasta 5 hectáreas, 4.302 con fincas de entre 5 y 10 hectáreas y 2.943 productores con entre 10 y 20 hectáreas que estarían en condiciones de acceder al sistema asegurador.