Mendoza, de de ·  

Mendoza Nomofobia Lunes, 11 de Febrero de 2019

Recomiendan que los menores de 14 años no tengan celular

Los teléfonos móviles en los menores de edad pueden traer inconvenientes de socialización. Recomendaciones para los padres y los celulares de sus hijos.

Lunes, 11 de Febrero de 2019
Entorno Económico El medio que consultan quienes toman decisiones. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Los celulares pueden convertirse en un riesgo para los niños y los adolescentes. El psicólogo Marcos Jofré recomienda que los teléfonos móviles deben ser utilizados por niños mayores de 12 años.

"Es un poco arbitrario decir cuál es la edad ideal para que los niños comiencen a usar el celular. Pero en general alrededor de los 14 o 15 años puede llegar a ser realmente necesario que lo tengan en un uso moderado y bajo control, antes me parece un poco arriesgado. Sí pueden tener algún dispositivo en casa, pero no es recomendable un teléfono personal desde tan pequeños", explicó el especialista en diálogo con el programa Hora Libre de Radio Nihuil.

El psicólogo también manifestó que los niños más grandes pueden tener inconvenientes en el proceso de socialización si utilizan los aparatos tecnológicos de manera exagerada.

"Hay autores que señalan que no es igual decodificar un emoticón que decodificar las emociones del rostro de las personas que tenemos a nuestro alrededor. Si no podemos entender las emociones del otro, no podemos actuar en reciprocidad a esas emociones, y eso se aprende y se aprende a lo largo de la vida. Esa limitación en la interacción social con los demás puede provocar dificultades de socialización en los adolescentes más tempranos".

Además los adolescentes tardíos, aquellos que tienen entre 15 y 19 años, también interactúan con información y con la realidad a través de los teléfonos móviles. El especialista detalló que "lo más preocupante es el acceso que tienen a la comunicación, a la noticia, a la verdad, a las fake news. La capacidad de distinguir críticamente cual es buena información y cual no, es algo que estos adolescentes más tardíos pueden tener dificultad para lograr".

Con respecto a las recomendaciones a los padres para que los niños y adolescentes utilicen como corresponde el teléfono celular el psicólogo Marcos Jofré dijo. El ejemplo que dan los padres es clave. Hay momentos en los que podemos cortar con el trabajo y abocarnos a la vida familiar, a la hora de comer por ejemplo, dejar los teléfonos y compartir ese momento de media hora o cuarenta minutos al diálogo familiar".


Seguí leyendo en Mendoza